Letra: , 1874; (1867-1959).

Música: , 1868.


Cristo su preciosas sangre
En la cruz la dio;
Por nosotros pecadores
La vertió.

Con su sangre tan preciosa
Hizo redención;
Y por eso Dios te brinda
El perdón.

Es la sangre tan preciosa
Del buen Salvador,
L que quita los pecados
Y el temor.

Sin la sangre es imposible
Que haya remisión;
Por las obras no se alcanza
Salvación.