Letra: Him­no la­ti­no, sig­lo VII; tra­duc­tor des­con­o­ci­do.

Música: Dom­i­nus Re­git Me, , 1868.


Espíritu de luz y amor,
Escucha nuestro ruego;
Inflama nuestro corazón
Con tu celeste fuego.

Ven a los que en pecado están,
Sus almas vivifica;
Y a los que por ti viven ya
Alégrales la vida.

Promesa del Señor Jesús
Y dádiva del Padre,
Con tu poder, con tu virtud,
Visítanos, no tardes.