Letra: (?-1887).

Música: Easter Hymn, Lyra Da­vid­i­ca, 1708.


Sólo a ti, Dios y Señor,
Adoramos, adoramos,
Y la gloria y el honor
Tributamos, tributamos.
Sólo a Cristo, nuestra Luz,
Acudimos, acudimos;
Por su muerte en la cruz,
Revivimos, revivimos.

Un Espíritu, no más,
Nos gobierna, nos gobierna
Y con él, Señor, nos das
Paz eterna, paz eterna;
El es fuego celestial,
Cuya llama, cuya llama
En amor angelical
Nos inflama, nos inflama.

Disfrutamos tu favor
Solamente, solamente
Por Jesús, fuente de amor
Permanente, permanente;
Sólo él nos libertó
De la muerte, de la muerte,
Sólo él se declaró
Nuestro Fuerte, nuestro Fuerte.

Sólo tú, oh Creador,
Dios eterno, Dios eterno
Nos libraste del furor
Del infierno, del infierno;
Y por esto con placer
Proclamamos, proclamamos
Que sólo en tu gran poder
Esperamos, esperamos.